Cuidadosamente construidos en vinilo, los 'bebés renacidos' son muñecas con un desconcertante parecido a los pequeños vivos y se han hecho populares entre los coleccionistas, pero también entre abuelos nostálgicos y padres afligidos. Los adeptos a esta afición, que denominan 'renacer', son en su mayoría mujeres y se cuidan cada vez más de hablar del tema desde que los medios de comunicación hablaran sobre padres que compraban estas muñecas tras perder a sus pequeños, lo que hizo que algunos lo tildaran de macabro.

Las muñecas se pintan varias veces para recrear el color de la piel de un recién nacido, tienen cabello y pestañas de angora, y pesan como los bebés humanos. Los cuerpos de las muñecas pueden incluir dispositivos electrónicos que imitan los latidos del corazón y la respiración.

El centro comercial británico Harrod's, cuyo lema es 'Todo para todos en todas partes', describe a las muñecas como 'un poco demasiado realistas' para tenerlas en inventario, y los propios coleccionistas dicen que las muñecas pueden causar sensaciones de intensa incomodidad e incluso desagrado.

'Uno percibe esta repulsión de parte de algunos, porque tienen un aspecto tan real y ellos simplemente ven un bebé muerto', dijo Sue, de 56 años, que compró su primera muñeca en junio. 'Nunca he visto un bebé muerto al mirar a mi renacida, tiene demasiado color como para estar muerta', añadió.

El término 'renacido' se usa para distinguir a las muñecas por encargo de las fabricadas en masa en una fábrica, explicó Deborah King, que empezó a fabricar muñecas como pasatiempo hace tres años y ahora las vende a través de Reborn Baby.

Los aficionados a renacer dicen que el pasatiempo comenzó en Estados Unidos a principios de la década de 1990, con muñecas que cada vez se volvían más realistas. La cobertura de los medios ayudó a difundir la idea a otros países, como el Reino Unido y Australia.

Em el sitio de Deborah King se muestran fotografías de muñecas en cunas y vestidas, algunas descritas como 'prematuras'. La mayoría tiene nombre de niña y dice estar esperando una 'adopción'.

Ella vende las muñecas por entre 250 y 1.600 libras esterlinas (entre 317 y 2.000 euros) y recibe de 10 a 15 encargos por semana.

Cathy Newcombe, que fabrica muñecas vendiendolas a través de Reborn Babies UK, explica que la mayoría de sus clientes quieren coleccionar las muñecas como obras de arte, aunque 'entre un 10 a un 15 por ciento de las muñecas son para señoras que han perdido un hijo', indicó, añadiendo que está aumentando el interés por estas muñecas con fines terapéuticos.

El acto de sostener a la muñeca podría tener un rol en la liberación de una hormona que hace sentir bien,' dijo Newcombe.

Munecos Reborn forum (1 comentario)

Nombre:
Email: (no se requiere)

Marta - 09/11/2010

Eu so portuguesa e adoro s bonecos mas eles sao muito caros deviao baixar os preços.